Wednesday, April 05, 2006

¡otro invento argentino!

Mi país es maravilloso. Acá, con nuestra creatividad proverbial, inventamos el alambre de púa, la picana eléctrica, la bicicleta financiera, la figura del desaparecido, pero además (supongo que para hacernos perdonar por todo lo anterior) inventamos el dulce de leche.

También somos los inventores del cuis, que ya existía, pero al que le agregamos dos eses en el plural (cuises) y de la birome, que la creó un húngaro pero se le ocurrió y la patentó en Buenos Aires.

Y ahora, como si mantener las vacas en el corral y el dólar bajo y los golosos contentos y los intelectuales en el fondo del río fuera poco para nutrir nuestra fama global de pueblo despierto, nos descolgamos con:

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡El año de nueve días!!!!!!!!!!!!!!!!!

El año argentino empieza el 2 de abril y termina antes de Semana Santa, o sea, el martes inmediatamente anterior al Miércoles de Ceniza. Por alguna razón insondable, aunque seamos más positivistas que Darwin, nos llena de entusiasmo la idea de conmemorar la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo comiendo empanadas de atún, huevos de chocolate y conejos del mismo material en algún lugar apartado del mundanal ruido. Después, claro, se sabe, vienen el frío, las fechas patrias, las vacaciones de invierno, las gripes de los chicos, las alergias primaverales y al fin, en noviembre, todo el mundo se pone de nuevo las pilas. Hasta diciembre, claro, en que mi pueblo entra nuevamente en un trance místico que lo impele a prepararse full time desde el 8 de diciembre para la conmemoración de la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo. Después, se sabe, vacaciones de verano hasta el Día de los Tontos y vuelta a empezar.

Pero ESTA semana es terrible. ¿Para cuándo necesita Ud. el trabajo? pregunta uno tímidamente por email y la respuesta es: YA. Que me voy, que nos vamos. ¿Adónde? Adónde carajo se va la gente para Semana Santa, me pregunto. Pero lo que más me pregunto es: ¿Cómo juntan mis compatriotas en tan sólo un mes (desde que vuelven de las vacaciones de verano hasta que huyen nuevamente para las de Semana Santa) la guita para el re-veraneo devoto y otoñal?

Pues me cago en la hostia.
Coño.

7 Comments:

Blogger xenia said...

Gogui, la sigo (a la respuesta a tu comentario a mi post del 2 de abril) con algo que se me acaba de ocurrir: temo que no deja de ser significativo auto-conmemorarnos tanto mártir atascado (Proceso, Malvinas, and so on and so forth) justo antes de la semana en honor al Mártir de la cristiandad por excelencia, el que más sufrió de todos y encima por culpa de todos nosotros ("sólo estuvo colgado ahí tres días", dice Tom Cruise en "Nacido el 4 de julio") Son of God a quien, a campeón de sacrificado, nadie le gana. ¿Será que seguiremos creyendo que Dios es argentino? (Y que la Divina Providencia labura el resto del año...)

1:37 PM  
Blogger werte said...

Soy terrible cabeza dura y no entendí lo del año de nueve días.
¿A qué le llamás "cuis" y "cuises"? Yo lo que conozco por tal son una especie de roedores pampeanos, bah, entre rata y comadreja, bichos de campo, suelen atravesar la ruta cuando uno va manejando. Pero estos "cuises" no pegan con "invento argentino". En fin, el diccionario no ayuda, desbúrreme.

8:19 PM  
Blogger GOGUI said...

Uh! Este post me inspiró mucho Xenia, pero vamos de a poco.
Yo digo, ponele, que las fiestas religiosas fueron trocadas por alguien en fiestas pelotudas. A saber: estaba la navidad, el nacimiento de Jesús. Entonces alguien dijo: no no, qué jesús ni ocho cuartos, esto es deprimente, pongamos como leit motiv de la Navidad a un gordo que ríe sonoramente y te deja regalos en la chimenea. Con la pascua pasó lo mismo: "no, no, la crucifixión mis polainas, vamos a poner conejitos que corren por el campo y transportan huevos (???? los conejos no ponen huevos????) de chocolate con peines y secadores de pelo chiquititos adentro". Nuestras fiestas religiosas son un pastiche de pelotudeces digna del happening de un drogado. Resulta que la ciencia ficción "es una estupidez" pero el conejo de pascua no, es algo muy serio.
Por otro lado, es bueno que tengamos muchos feriados. está probado por mediciones internacionales que Argentina es uno de los países que más horas de trabajo anuales tiene (sí, señores, otro mito derrumbado), así que no vienen mal algunos días de descanso. Lo que a mi me da risa es que digamos "uh, desaparecieron 30000 personas....bueno, a Mar Chiquita!". Yo no sé de dónde saca plata la gente para vacacionar, jamás me tomé vacaciones. Creo que soy periodista para poder viajar gratis, sino me sería imposible.
Un cuis es un animal chiquito parecido a una rata pero sin cola y con cara de bueno. Su hábitat: las rutas. Los españoles le pusieron "Conejo de Indias" porque ellos buscaban un animal similar de europa y le agregaban el "de Indias". Así, los Indios son "Africanos de Indias", el café es "té de indias" y la cocaína es "rapé de indias".

9:24 AM  
Blogger phillip said...

Oh! el tiempo, en muñeca o cabeza,el de muñeca lo veo, el otro a veces en recuerdos, Lennon tenia razon a pesar de la Yoko:La vida es eso que pasa ,mientras vos estas ocupado en otra cosa...

9:50 AM  
Blogger pablo said...

Hola gente: esto que vienen diciendo de los feriados necrofílicos me tiene pensando en qué tan síntomático es el debate por los feriados de carnaval (que si sí, que si no): es evidente que no nos bancamos la celebración por la celebración misma: no podemos decir: "ey, tomémonos cuatro días (locos, ya se sabe) para que todo nos chupe un huevo", con franqueza.

(PD: Xenia, ¿tenés tu blog configurado a propósito para que sólo puedan comentar usuarios Blogger? De pedo tengo una cuenta de prueba que en realidad no uso...)

11:28 AM  
Blogger tetrabrik said...

delicioso!

5:12 PM  
Blogger Diego said...

Qué rico es nuestro pueblo en fraces, fiestas, personajes ilustres, desaparecidos, huevos de chocolate y otros menesteres. Y por suerte tenemos un gran papá de la Patria que nos dice cuando y cómo hacer las cosas, que con su coktailera mágica mezcla todos los mitos y leyendas, le agrega un poco de color, olor y firuletes y saca de la galera un feriado para que todos los Argentos disfrutemos de Santa Teresita y otros lugares tan lindos de nuestro país...
Es el gran merengue nacional, en el que nos seducen con pitos, matracas y espejitos de colores. En el que no hay lugar para pensar ni discernir, sino para comer el sanguche de mortadela que nos regaló papá hoy, y esperar a que nos regale otro mañana.
Gracias por todo, Amo a mi pueblo, los Amo a todos ! FELICIDADES !

1:25 PM  

Post a Comment

<< Home