Saturday, April 01, 2006

los alimentos

La librería se llama Germinal, queda a la vuelta de la Facultad de Humanidades de Rosario (por Santa Fe, cruzando Entre Ríos), tiene una vidriera llamativa y antes era una de esas librerías de saldos que no terminaban de convencerme: le faltaba el aroma del libro viejo, su condición de pieza única, su azar providencial.
Pero el otro día entré y me costó salir. Ofertas: Eisejuaz, de Sara Gallardo, $8; Hospital de ranas, de Lorrie Moore, $8; Las correcciones, de Jonathan Franzen, $8. A este último no pude resistirme. Un libro grueso, casi tan grueso como el tomo español-inglés o inglés-español de mi diccionario, un verdadero ladrillo. Prometía horas y horas de placer, de un placer casi drogadicto: la posibilidad de tomar sol en la plaza (cosa imposible para mí, sin un libro), de aguantar salas de espera en hospitales y laboratorios (así leí Falconer, de John Cheever), de sobrevivir una noche más sin televisión... Y no me ha defraudado.
El librero, además, es un buen librero. Yo respeto a los buenos libreros. ¿Qué tiene de poesía? Le pregunté. ¿Qué tipo de poesía? me dijo. Argentina, contemporánea, respondí. Ahí nomás apuntó: Poesía vertical de Juarroz ($40, no gracias); Poesía completa de Joaquín Gianuzzi ($ 10, lo tengo); Poesía reunida de Néstor Perlongher. $ 11. Lo llevo, dije. Lo llevé.
Salí feliz. Con el vuelto de $1 me metí en un quiosco. Pedí algo tipo chocolatín. La kiosquera me ofrecía barras de cereales con fruta. Dije que no. Me indicó entonces la vitrina de los chocolates. Elegí un Tofi, que si bien no es chocolate macizo como hubiera preferido, por lo menos es chocolate. En esta opción subyace la misma lógica de mi elección de un buen libro de 587 páginas por sobre uno bueno, o muy bueno, de cien: por el mismo precio hay que llevar nutrición, densidad. Mucho.
Sé que Florecita me entiende.

5 Comments:

Blogger Titín said...

Recién hoy me avispo que habilitaste los comentarios.
Escribo esto no para hablar de tu post, sino de tu blog en general.
Es de los 10 mejores que hay en la blogósfera. No hay dudas de ello.
Aplaudo tu blog de pie. Posta.

Lo que escribí no es para que te lo creas, simplemente lo escribo porque así lo pienso. He dicho.

Saludos !

9:29 AM  
Blogger Silvia Dabul said...

This comment has been removed by the author.

12:13 PM  
Blogger lachicaironica said...

diez pesos la poesía de gianuzzi me compensarán los 40 pasados por perlongher. que´buena noticia!
un beso,

8:09 PM  
Blogger xenia said...

¡Gracias, Sr. Titín!
Silvia: en Rosario hace un año ya estaba a $ 10 el de Giannuzzi, en esa misma librería que se llama Germinal, no Galerna (recién corregí el nombre, cuando lo posteé me daba fiaca levantarme y caminar hasta la biblioteca para leer la bolsa de plástico en que me dieron los libros). Chicairónica: para amortizar verdaderamente el Perlongher a $40 tendrías que comprarte tres saldos buenos más al cuarto de su precio. No soy un as en matemáticas, me baso en mi intuición...
¡Ah, y juro que la librería en cuestión NO auspició este post!

9:35 AM  
Blogger florecita said...

Querida Beatriz, a veces me impresiona darme cuenta de cuánto me conocés.
Gracias por la empatía. Sí, sí, lo entiendo perfectamente.
un abrazo

10:49 AM  

Post a Comment

<< Home